Archivo de la etiqueta: hipoteques

Crisis 2007-2008


Aquest text m’ha arribat per correo electrónic. Realment está redactat per un expert en financiació, dels que están directament de cara al públic. Val la pena llegir-el perquè entenguem l’ enfangall de la “no crisi” en què estem posats.

El negocio de las finanzas es como el negocio de capar pollos: hay que pillarle el tranquillo. Por eso ayer fuimos donde el tío Moreno, el que más entiende de dinero en todo el barrio. El tío Moreno es prestamista (cuando te deja un poco de pasta) y usurero (cuando tienes que
devolvérsela al 25%), y no se llama tío Moreno: es que si vas sacando por ahí su nombre auténtico, te envía a casa a unos amigos suyos con muy mala leche. O sea, seriedad y discreción, como tiene que ser la banca.
Total, que nos presentamos en su garito y le contamos nuestros planes de meternos en Bolsa y ser empresarios, cuando, dentro de unos cuantos desplomes más en Wall Street, podamos comprar una empresa bancaria o financiera con 1.800 euros. No sé si se lo tomó en serio. Igual le dimos hasta pena, porque nos invitó a unos bocadillos. En fin, que le reguntamos de qué va esto de la crisis, cómo acabará lo del plan de salvamento de Wall Street y qué pasará luego.
Y aquí hago un resumen de sus explicaciones.

CRISIS. “La gente no tiene un duro en las cuentas corrientes. Lo que tiene la gente es una deuda del copón: que si la hipoteca, que si los plazos del coche, que si la Visa, etcétera. O sea, que los bancos no prestan el dinero de sus clientes ahorradores, porque casi no hay, sino un dinero que ellos piden prestado por ahí, a otros bancos o a quien sea, y meten un recargo. El viejo negocio del intermediario. Ahora, los bancos ya no encuentran quien les preste, porque nadie se fía de nadie. Con lo cual se para la rueda financiera y se para la economía”.

PLAN. “Esto es como cuando alguien no me devuelve un préstamo. Yo envío a mis amigos a casa del cliente para que le convenzan de que cumpla, por las buenas o por las malas. Pero a veces no hay forma, porque el tipo está seco de verdad. ¿Qué hago? Voy a otro prestamista, le cuento la milonga de que estoy en crisis de liquidez y le vendo al cliente. O sea, que si a mí el cliente me debe 300 euros, le pido al otro prestamista 250 y que se encargue él de cobrar, ganándose 50 eurillos. El otro prueba, lo mismo le rompe una pierna al moroso, pero nada.
¿Qué hace? Pues pasarle el muerto a un tercer prestamista por 200 euros: 100 euros de beneficio teórico, gran rentabilidad teórica. En el balance, esas rentabilidades quedan cojonudas. Siempre que no intentes cobrar, claro. Si esto lo hacemos todos y lo hacemos mucho, llega un
momento en que ni cobramos, ni nos fiamos de los colegas del sector. Pues en ese mal paso están ahora los bancos de Wall Street. El plan de salvamento de Bush consiste en recomprar con
dinero del contribuyente todos esos pufos que se han ido pasado unos a otros”.

CONSECUENCIAS. “Hablan de regular el negocio financiero para que no vuelva a pasar algo así. Pues vale, pues mejor. Dicen que pondrán límites al endeudamiento de los bancos con otros bancos y al traspaso de pufos camuflados (o sea, las hipotecas subprime y cosas así). Quieren que los bancos presten su propio dinero y que tengan siempre pasta en la caja fuerte, para estar bien cubiertos y que no haya más crisis de liquidez. ¿Qué pasa? Pues que habrá menos dinero para prestar. ¿Y qué pasa entonces? Que le cobran más caro al cliente y ponen intereses más
altos. (En este momento, el Vladimiro, que es muy redicho, dijo algo sobre la libre competencia y sobre que cada banco rebajaría su margen de beneficio para pillar más clientes, y al tío Moreno se le escapó la risa). Amiguitos, la competencia entre los bancos es como la competencia entre las petroleras y las gasolineras: compiten a ver quién sube más los precios».

CONCLUSION. “El ciudadano pagará dos veces. Primero, la factura del saneamiento. Segundo, los mayores costes del crédito. Luego, cuando venga otra crisis, que será distinta de esta,
volverá a pagar. Esto es como la ruleta: la banca siempre gana”.
Qué ganas de meternos ya a banqueros, para contribuir al crecimiento económico y al progreso de la humanidad.

Deja un comentario

Archivado bajo General